Elimina la suciedad del horno sin caer en el intento

 

¡Buenas noticias! Si no eres uno de los afortunados que tiene un horno con función autolimpieza, te vamos a enseñar a hacerlo en poco tiempo y con la máxima eficiencia.

Lo mas conveniente es limpiar el horno después de cada comida, pero es un espacio poco visible y a menudo puede pasar mucho tiempo sin que se retire la suciedad. Desgraciadamente, esa suciedad se va acumulando y lo que antes era una limpieza fácil ahora se ha convertido en todo un reto.

 Os vamos a explicar algunas de las opciones que mas nos gustan a la hora de limpiar el horno:

1. Vinagre

 

El vinagre es perfecto para disolver grasa y eliminar bacterias peligrosas para la salud además de tener propiedades antisépticas y antibacterianas. Esto lo convierte en nuestro perfecto aliado.

El primer paso será preparar en una botella con spray o un pulverizador una buena mezcla de agua con vinagre formada por 3 partes de agua y una de vinagre. Todos sabemos el olor que tiene el vinagre, por eso estas proporciones en la mezcla nos ayuda a que no sea tan fuerte. 

Con este spray debemos pulverizar todas las paredes del horno y empezar a calentar el horno. En este caso será necesarios unos 20 minutos a una temperatura de 150 grados. Después, solo tendrás que pasar un trapo húmedo o una bayeta por las paredes del horno y el cristal y el vapor del vinagre hará el resto.

2. Bicarbonato

 

En este caso vamos a necesitar un recipiente para preparar una mezcla muy sencilla. Solo tenemos que poner 10 cucharas de bicarbonato y 4 de agua. Si necesitamos que la pasta gane fuerza y consistencia, también es posible añadir sal.

Una vez tenemos la pasta hecha, debemos esparcirla por las paredes del horno y el cristal de la puerta y dejarla actuar unas horas ( incluso toda la noche si hay mucha suciedad).

Por ultimo, simplemente habrá que aclarar con una bayeta humedecida con agua o con una mezcla de agua y vinagre. La suciedad se ira fácilmente y no será prácticamente necesario frotar, la suciedad de despegara sola.

3. Productos específicos para horno

 

Si ni el vinagre ni el bicarbonato no han conseguido librarte de la suciedad del horno porque está demasiado adherida, no desesperes, siempre puedes recurrir a productos de limpieza industriales.

Nuestra primera recomendación es usar guantes y a ser posible una mascarilla protectora. Además cuando se emplean este tipo de productos es importante que la cocina este lo mas ventilada posible. Los fabricantes suelen dejar muy claro las instrucciones para usar estos productos pero os vamos a ayudar en caso de que tengáis alguna duda.

Lo primero es rociar el limpiador por todo el interior del horno y dejar actuar. El tiempo dependerá de la marca del producto, así que os recomendamos leer la etiqueta del fabricante.

Para el siguiente paso necesitaremos una esponja de cocina o un estropajo de metal suave para no rayar el cristal de la puerta. Tendremos que humedecerlo con agua caliente o templada y frotar.

Por ultimo, en caso de que queden restos de limpiador, usaremos papel de cocina para terminar de retirarlos.

4. ¡Ya está!

Sigue estos consejos y, además de conseguir que tu cocina brille reluciente, harás que el horno dure mucho más tiempo. Pero si encuentras cualquier otro plan alternativo, recuerda que en Sweepfy puedes incluir el servicio de limpieza de horno al reservar la limpieza de tu hogar.